Inseminación artificial casera

La inseminación artificial casera

En las sociedades modernas una mujer puede tener un hijo sin pareja gracias al embarazo por la técnicas de reproducción asistida, la donación de semen o a la adopción. Analizaremos en este artículo las distintas formas de reproducción asistida, sus ventajas y sus inconvenientes.

En los últimos años hemos asistido a un aumento de los casos de personas que se alejan del concepto tradicional de una familia formado por una madre, un padre e hijos. Las mujeres solteras y las parejas lesbianas son algunos ejemplos de estos nuevos modelos familiares. La inseminación artificial casera consiste en que la mujer se insemine en su casa con el semen de un donante que ha comprado a un banco de semen acreditado o de algún donante voluntario como puede ser un hombre soltero o parejas gays.

¿Cómo se realiza una inseminación artificial casera?

Julia es una chica lesbiana y Leonardo un chico gay. Los dos deseaban tener un hijo. Primero se sometieron a unas pruebas para descartar posibles problemas de infertilidad o ETS y comprobar que todo estaba en orden, decidieron intentarlo por el método de inseminación casera.

Queríamos darle una connotación más íntima esos momentos, algo que pudiésemos recordar al ser padres. No nos sentíamos presionados porque sabíamos que podíamos repetir tantas veces fuese necesario sin incurrir en gastos” nos dice Julia.

Nos habla del momento de concepción con cierta emoción. «Leo eyaculó en un recipiente. Luego succionamos el semen con una jeringa, entonces yo me recosté en la cama y con su ayuda me introduje la cánula a través de la cual inyectamos el semen en la vagina. Estuve en esta posición durante unos 30 minutos alternando con postura del “parado de cabeza”. Los días de máxima ovulación, repetimos el procedimiento hasta dos veces al día. Vine a quedar embarazada al tercer mes”, relata.

Ventajas de la inseminación casera

La ventaja más evidente de la inseminación casera es su sencillez y lo económica que resulta. Para personas que no tienen problemas para procrear, esta opción puede ser ideal si previamente los involucrados se realizan las pruebas pertinentes para comprobar su fertilidad y que no portan ninguna ETS.

Al ser un procedimiento que se realiza en casa y no en un centro médico, no se reportan estudios que faciliten sus tasas de éxito. Su efectividad es comparable a la de una relación sexual e incluso algo menor debido a la manipulación del semen antes de introducirlo a la vagina. Se considera pasadas tres horas desde la eyaculación, el semen pierde todas sus propiedades.

En caso de presentar problemas de fertilidad, sí se recomienda asistir a una Clínica de Fertilidad donde se procede tanto a una estimulación ovárica en el caso de la mujer y en el caso del hombre el semen se capacita artificialmente para facilitar su llegada al óvulo.

¿Qué material se necesita para una inseminación casera?

Los instrumentos necesarios para hacer la inseminación artificial en casa pueden comprarse en la farmacia. Son los siguientes:

  1. Jeringa estéril de 2 a 5 ml sin aguja. Las que incorporan una cánula son mejores porque aumentan su longitud;

  2. Guantes de vinilo;

  3. Recipiente estéril para muestra de semen;

  4. Suero fisiológico (opcional para facilitar la succión del semen).

Pasos para realizar la inseminación casera

Una vez nos hemos agenciado de todo el material necesario, los pasos recomendados para una inseminación casera son los siguientes:

  1. El primer paso es colocarse los guantes

  2. A continuación, depositar la muestra de esperma de la pareja (o del donante) en el recipiente para ese fin.

  3. Para que el semen sea algo más fluido y facilitar así la succión, añadiremos un poco de suero. El suero debe estar a la misma temperatura que el cuerpo humano, aproximadamente a 36-37 °C.

  4. Succionamos el semen con la jeringuilla.

  5. Colocar la cánula a la jeringuilla.

  6. La receptora se tumba en la misma posición que en el ginecólogo, con las piernas abiertas ligeramente hacia arriba.

  7. Introducir cuidadosamente la cánula  en la vagina y verter suavemente el semen en el interior presionado el émbolo.

  8. Una vez se haya expulsado todo el contenido, succionaremos un par de mililitros de suero con la jeringa, y repetir la operación para así aprovechas todos los espermatozoides que quedan pegados en la pared de la jeringuilla y en la cánula.
  9. Tras el proceso, la receptora debe permanecer tumbada en la misma posición durante una media hora y luego ya se puede regresar a la vida habitual.

¿Qué momento es el más indicado para realizar una inseminación casera?

Para aumentar el éxito de la inseminación artificial casera se recomienda controlar el ciclo menstrual y auto-inseminarse en mitad del ciclo que es cuando generalmente ocurre la ovulación

Se considera que el ciclo ovárico de la mujer comienza el día en que baja la regla y consta de 28 días por lo que la mitad del ciclo coincidiría con el día 14 después de la baja de la regla.

¿Deseas formar una familia?

No Comments

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: